3 sept. 2014

Corazón masculino (la estúpida castración emocional)


¿Por qué te acercaste a mí?
¿Por qué me miraste?
¿Por qué después de hablarnos,
mi piel probaste?

Dime, mujer...
¿qué te impulsó a acariciar mi mano?,
¿por qué no lo obviaste?

Entiéndelo...
no pude responderte,
no quería equivocarme.

Pero...
¿por qué lo hiciste?,
¿por qué me tocaste?

Y sobre todo...
¿por qué me besaste?

Ahora, ya no podré olvidarte.